De jintanjáforas y nostalgia.

 

Allá donde nunca esperé encontrarlas

en el fulgormoso escandor del cielo

chafladas, purrado de lluvia el pelo 

claman con gracia,  no logro callarlas.

Y al pasarles al lado clarinean

alzan sus voces destellofulosas

y con la suaventitud  de las rosas

me arrastran a un pasado que flamea.

Secretas y diminúsculas llaves

abrirán las puertas sintiempófugas

hacia el centro del recuerdo más grave.

Ese mar que han de surcar nuestras naves

de añoranza y lágrimas escrófugas,

no sabe de olvido ni desenclaves.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s