París era una fiesta.

Deseo un tragaluz. Un subir de pasos enamorados y en calma los peldaños de la escalera hasta el desván, y dejarme llevar por las páginas en que he ido enredando mis palabras con los sentires de los otros. Y deseo el humo de un cigarro y el aliento descansado contra el claro de luna y el frío, un invierno en las montañas y cerca del río y la nieve y los cafés donde soñarán mis letras y las historias que me habitan y me laten dentro, fuerte, a vida o muerte en el centro del pecho. A la inspiración con que este libro me ha golpeado en la frente, le debo unas cuantas tardes de escritura entregada, las mañanas en que he leído des-pa-ci-to y con miedo a terminar y estas ganas locas de invierno y de lluvia contra los cristales de alguna claraboya perdida en los tejados del cielo de París. ☕️

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s