Que venga lo nuevo.

A mi familia y a mi casa: os tramo en el aire.

Y el año que ya empieza, que ya ha empezado. Y yo, que nunca he sido de hacer balances (excepto cuando es por la mañana y me preocupa algún paciente, y entonces la diuresis y la ingesta, las tensiones y no sé qué más), esta mañana no he podido evitarlo. Agotada, con el pelo chorreando y de camino a la guardia, me he dado cuenta (así, de repente), de que la mochila que llevaba a los hombros se ha cruzado medio mundo y de que solo lleva un año conmigo, pero me ha visto cambiar tanto, aprender tanto, lograr tanto. Adiós a un año en que he llegado a conocerme y a quererme como no imaginé que fuese posible, un año en que me he descubierto en lo que soy y me he sentido orgullosa, y he decido apostar por lo que hago y lo que sueño y oye, que a éste que entra le tengo ganas porque, por primera vez en mi vida, confío de verdad.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s