mamá.

Serán, probablemente tus manos, lo que recuerde cuando sea vieja y las mías me sorprendan, esclerosadas y manchadas del paso de los años, moviéndose, haciendo cosas que tú me enseñaste, ante mis ojos también ancianos.

Serán probablemente tus manos, que han cuidado de mí, que han luchado con rabia, que tanto me han dado.

Serán tus manos y será tu voz, tantos consejos, aquel “donde no hay amor, pon amor, y encontrarás amor”. Será el ejemplo, tu manera de ser mujer, de ser esposa y madre y hogar.

Será el calor que siempre nos das y que hemos aprendido, el cariño que llevamos por bandera, saber que a la vida se viene para amar.

Serán, probablemente, tus formas lo que recuerde, la dulzura de los gestos y la seguridad sanadora de que siempre, antes de que el mundo arda, podremos llamar a mamá.

GuardarGuardar

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s